Con la apertura de las ofertas económicas, la licitación para la construcción de seis parques de energías renovables que impulsa la provincia de Santa Fe dio un paso fundamental. Se estima que en un mes estarán adjudicados y a partir de allí, las empresas adjudicatarias tendrán un año para poner en funcionamiento las usinas en los dos corredores, uno en el norte y el otro en el sur de la provincia, que inyectarán 45 megavatios (Mw) de potencia al sistema.

La licitación se enmarca en el programa Generfé, un desarrollo conjunto del Gobierno de Santa Fe y de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) que busca mejorar el servicio eléctrico a partir de la incorporación de energías renovables.

En total, serán siete plantas (seis solares fotovoltaicas y una eólica) distribuidas en dos corredores bien definidos, al norte y al sur de la provincia. Aunque en tres de ellas la licitación pública Nº 3.365 tuvo un solo oferente, en el resto las ofertas deberán ser evaluadas para saber quién será la firma adjudicataria. En total, fueron cinco las compañías que se presentaron para cubrir toda la demanda.

 Generfé “promueve el desarrollo sostenible mediante el aprovechamiento de energías limpias, contribuye a la diversificación de la matriz energética y a su vez, incentiva la creación de valor dentro del territorio provincial”, puede leerse en las bases del programa, que surgió como respuesta a los proyectos e intenciones que empresas, asociaciones, municipios, comunas y ciudadanos presentaron en el marco de la convocatoria a Proyectos de Inversión en Energías Renovables que realizó oportunamente la Secretaría de Estado de la Energía, a instancias de la Subsecretaría de Energías Renovables, la EPE y la Agencia Santafesina de Inversiones y Comercio Internacional – Santa Fe Global.

Dos corredores

En la primera etapa, el programa Generfé potenciará el servicio eléctrico en los corredores Norte y Sur beneficiando a más de 200 mil habitantes. El corredor Norte posee una extensión de 284,14 kilómetros que se extienden desde la localidad de Tostado hasta Rafaela. Por su lado, la línea del corredor Sur mide 209,2 kilómetros que comprenden desde Casilda hasta Rufino.

La potencia total a adjudicar en esta etapa asciende a 45 megavatios distribuidos en parques fotovoltaicos y eólicos. A través de estos proyectos se obtendrá una generación anual estimada de más de 96 mil megavatios/hora anuales.

Los puntos de interconexión serán Tostado, Arrufó y San Guillermo, en el norte, con una potencia requerida de 5 megavatios por parque, y Firmat (5 Mw), Venado Tuerto (10 Mw) y Rufino (5 Mw el fotovoltaico y 10 Mw el eólico, el único en su tipo que contempla la licitación).

Entre los beneficios que otorga, el programa apunta a “mejorar la calidad del servicio eléctrico, potenciar la infraestructura y reducir costos, contribuir a mitigar el cambio climático a partir de la sustitución de combustibles fósiles y desarrollar una nueva cadena de valor”.

También se apunta como objetivo “generar puestos de trabajo directos e indirecto, reducir las pérdidas de energía del sistema, mejorar los niveles de tensión, contribuir a diversificar la matriz energética y promover la independencia energética provincial”.

Inédita en el país

A esos beneficios se refirió la secretaria de Energía de la provincia, Verónica Geese, quien explicó que “la idea es que haya más proveedores, más gente en el negocio, porque no es correcto que los dueños de la energía sean unos pocos en el país”.

La inversión será hecha por las empresas privadas, a razón de aproximadamente un millón de dólares por megavatio en el caso de la fotovoltaica, los que luego firmarán contratos a 20 años con la provincia para la provisión de la energía renovable.

“En un mes tendremos la adjudicación lista, y a partir de entonces, tendrán un año para construir los parques”, especificó Geese. Y abundó: “La política de independencia energética y el incremento de los proveedores constituye un cambio de paradigma en la materia”.

Con respecto a la capacidad de estas plantas generadoras, Geese especificó que esos 45 megas serían como para alimentar a una ciudad de 80 mil habitantes. Sin embargo, aclaró que por la distribución de los parques, el programa beneficiará a más de 200 mil usuarios, ya que se trata de corredores que incluyen a muchas localidades, y que no son para alimentarlas directamente, sino para sostener la tensión en los horarios de mayor demanda.

 Fuente: lacapital.com.ar