Las autoridades cordobesas cerraron tres de los diez pasos de comunicación vial con Santa Fe. En la ruta provincial 65 a la altura de Bouquet, la 70 en cercanías de Coronel Fraga y la vieja ruta nacional 9 (entre Tortugas y General Roca) los cordobeses tomaron la decisión de no dejar ingresar a quienes transitan desde Santa Fe, pero si permiten el paso a quienes deseen salir de su provincia.

En los siete puntos sobre pasos limítrofes restantes, el ingreso a Córdoba no está permitido para el tránsito liviano entre las 22 y las 6. Estas decisiones “son al menos raras y confunden porque no podemos saber claramente cuáles son los objetivos”, explicó el titular de la Agencia de Seguridad Vial, Osvaldo Aymo. Y especificó que los controles santafesinos continúan con la rigurosidad que se implementó en las horas previas al último fin de semana largo.