El índice provincial de actividad industrial presentó en julio de 2019 una caída de 9,9% respecto al mismo mes del año previo, según el informe elaborado por el Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec). Si bien a principios de 2018 existieron condiciones favorables para el sector, desde abril de ese año puede observarse una desaceleración en el nivel de producción industrial.

Durante julio de 2019, los bloques industriales mostraron comportamientos dispares: la mayor recuperación se observó en procesamiento de carne y pescado con 18,1%, seguida de equipos de oficina, electrónicos y medicinales que presentó una variación anual positiva del 14%. Luego el sector productos elaborados de metal -excepto por maquinaria y equipo- con un 0,9%.

En el extremo opuesto, los sectores con mayores caídas fueron lácteos, con una contracción del 26,6%, y metales comunes que, junto a reciclamiento y reparación de maquinarias, registró un descenso del 23,5%.

Considerando los sectores de mayor relevancia para la provincia, aceites y grasas de origen vegetal presentó una caída anual de 11,2% en julio de 2019, mientras que la fabricación de metales comunes se contrajo un 23,5% en el mismo período.

Por otro lado, maquinaria agrícola y equipos de uso general mostró una contracción de 10,0% en términos interanuales.