Santa Fe presentó ante la Corte Suprema de Justicia nacional una demanda en la que plantea la inconstitucionalidad de la reciente decisión del gobierno de Mauricio Macri de reducir los impuestos coparticipables de IVA y Ganancias, que jaquea las finanzas de las administraciones provinciales, y una medida cautelar que apunta a frenar los efectos de esos decretos, al menos hasta que el máximo tribunal resuelva la cuestión de fondo.

La presentación, corrió por cuenta del fiscal de Estado santafesino, Pablo Saccone, y consistirá —por un lado— en una demanda centrada en la inconstitucionalidad de los decretos de reformas impositivas firmados por el presidente, al tiempo que se solicitará una compensación por el deterioro económico que implica su implementación en la provincia.

Además, Saccone ingresará una medida cautelar que plantea, hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo y en base al supuesto perjuicio inmediato que ejercerían en los distritos, la suspensión de los decretos rubricados por Macri.

Según lo acordado el miércoles pasado por 19 provincias opositoras, entre ellas Santa Fe, sus respectivos fiscales de Estado serán los encargados de firmar y acompañar las correspondientes presentaciones individuales (enmarcadas en un reclamo global) ante el alto tribunal de Justicia del país.

La movida incluye, además de Santa Fe, a Misiones, Santa Cruz, Santiago del Estero, La Pampa, San Luis, Tucumán, San Juan, Formosa, Neuquén, La Rioja, Chubut, Río Negro, Tierra del Fuego, Córdoba, Salta, Catamarca, Entre Ríos y Chaco.