Desde el inicio de la gestión, el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, se fijó como prioridad en el área social la asistencia alimentaria a los sectores vulnerables y una clara atención a la Niñez, donde, además por efecto de la pandemia de Covid 19, se concentraron recursos para fortalecer la situación de ambas franjas.

En ese sentido, Perotti expresó que el “programa de asistencia fue clave en la primera instancia de la pandemia para que la gente no tenga que salir de su casa y fortalecer el aislamiento y las redes de solidaridad en todos los barrios”.

“Desde el comienzo realizamos una asistencia alimentaria en cada uno de nuestros comedores y en los que llevan adelante organizaciones no gubernamentales: parroquias, pastores y movimientos sociales, a fin de garantizar el alimento a todas aquellas familias que tenían en sus salidas diarias, changas y en distintas actividades, su sustento diario”, agregó el titular de la Casa Gris.

Para el gobernador, poder dar continuidad a dicha asistencia, significó “que haya en cada hogar el alimento que se traía en el día a día, por eso este refuerzo se extendió a todos los municipios y comunas a fin que recibieran también un refuerzo a través de partidas con recursos para la compra directa de alimentos en su territorio”.

Así, desde el inicio de la pandemia, se llevó a cabo la entrega diaria de módulos con alimentos que llegaron puerta por puerta en distintos barrios de Rosario y Santa Fe, junto al Ejército y la Fuerza Aérea, y voluntarios de las organizaciones sociales, religiosas y de la sociedad civil.

“Resultó esencial la labor que desempeñaron las organizaciones de la sociedad civil; las iglesias, los clubes, las asociaciones civiles, las cooperativas, como actores fundamentales en los barrios de nuestra provincia, eslabones estratégicos para que el Estado llegue a todas partes”, aseveró Perotti en ese sentido.

HERRAMIENTAS DEL ESTADO A DISPOSICIÓN DE LA SOCIEDAD
Desde el Ministerio de Desarrollo Social, que encabeza Danilo Capitani, la tarjeta institucional que se entrega a comedores populares, centros comunitarios, copas de leche y sirve como elemento de compra directa de alimentos para estos lugares, se recibieron desde el inicio de la gestión Perotti, 218.306.000 de pesos; mientras que mediante la Tarjeta Única de Ciudadanía (TUC) se entregaron 414.526.000 millones desde el mes de diciembre de 2019 hasta la fecha.

Otra de las herramientas utilizadas desde la cartera social para prestar asistencia alimentaria en la emergencia, ha sido el ProSoNut (Programa Social Nutricional) que consiste en convenios realizados desde la repartición con comunas, municipios e instituciones donde se financia la compra directa de alimentos, lo mismo que a través de los RAE (Refuerzos Alimentarios Extraordinarios) cuyo acuerdos se han firmado en estos días en distintos puntos de la provincia.

Además, un punto que tiene particular relevancia a raíz de aislamiento social dispuesto por la nación refiere a los módulos alimentarios, que en su gran mayoría se entregan “puerta a puerta” en los centros urbanos de Rosario y Santa Fe por voluntarios del ministerio, de organizaciones sociales, religiosas entre otras, con asistencia logística en transporte de Fuerza Aérea y Ejército Argentino para asegurar que fundamentalmente en los sectores vulnerables se mantenga la consigna de #quedateencasa. Los módulos o kits alimentarios consisten en alimentos secos, jabón y lavandina y se entregan periódicamente.

En este sentido, el ministro Danilo Capitani resaltó que “desde el inicio de la gestión, el gobernador Perotti nos fijó como prioridades el tema alimentario y el área Niñez. Por ello instrumentamos rápidamente la Tarjeta Alimentar junto a nación y paralelamente avanzamos con las otras asistencias alimentarias desde la provincia. La pandemia ha complicado y agudizado la situación social exigiéndonos aumentar los esfuerzos para acompañar a los sectores más vulnerables que requieren nuestra ayuda”.

“Toda la asistencia alimentaria que hemos brindado, la hemos hecho acompañando además la tarea de organizaciones sociales, religiosas, ongs como también comunas y municipios de toda la provincia sin distinción de banderías políticas”, expresó Capitani.

TRABAJO MANCOMUNADO CON LAS ORGANIZACIONES
En coincidencia con el ministro Capitani, el vicepresidente de Cáritas Rosario, Fabián Monte, expresó: “Al sobrevenir la pandemia, gracias al trabajo en conjunto con provincia, hemos aumentado la cantidad de módulos con alimentos mensuales más mercadería a granel para reforzar lugares más necesitados.

“Nos comunicamos con los sacerdotes de todos los pueblos y enviamos ayuda alimentaria a otros lugares que habitualmente no necesitaban ayuda, pero que la cuarentena puso también en estado de necesitar acompañamiento. En promedio se ha duplicado la ayuda mensual desde el inicio de la cuarentena”, aseguró.

PARTIDAS ESPECIALES DURANTE LA PANDEMIA
Como uno de los sectores que privilegió el gobierno provincial desde el comienzo, los distintos programas de asistencia a la niñez recibieron un fuerte impulso y hubo además partidas especiales destinadas específicamente al tema COVID para la adquisición de insumos no alimentarios.

En cuanto a los programas destinados a adultos mayores, 17.506.000 de pesos fueron entregados para la realización de distintas acciones de cuidado, prevención y protección de esta franja de la población.

En función de lo indicado algo más de 1.250 millones en total fueron destinados desde el inicio de la gestión de Omar Perotti a través del Ministerio de Desarrollo Social a diversos programas alimentarios de sectores vulnerables en función de la situación planteada por la emergencia social y la pandemia.