La provincia de Santa Fe vuelve a reactivar la promesa de los trenes de cercanía y esta vez asegura que se trata de una “oportunidad histórica” porque se alinearon las voluntades de los dirigentes de Nación, provincia y municipio.

El flamante titular de la Unidad de Gestión Ferroviaria, Fernando Rosúa, indicó este miércoles que se trabaja en el relanzamiento del proyecto ferroviario entre Rosario y Cañada de Gómez y para eso, será clave el financiamiento que se pueda obtener del gobierno central.

“Están dadas las condiciones para hacer realidad este viejo sueño. Las condiciones políticas están dadas porque hay acuerdo del gobernador y las autoridades nacionales y locales. Ahora habría que avanzar con el financiamiento y poner fecha y plazos a este objetivo”, sostuvo flamante titular de la unidad designado por el gobernador Omar Perotti.

Rosúa sostuvo que el tren metropolitano entre Rosario y Cañada de Gómez tendría paradas dentro de la ciudad y en cada una de las localidades del corredor oeste como Funes, Roldán o Carcaraña.

“Vamos hacia una Argentina donde se va a volver a invertir en trenes. Si logramos sostener un plan de desarrollo el tren volverá a ser protagonista”, se entusiasmó el titular de la Unidad Ferroviaria provincial creada por la ley del año 2011 impulsada por el ex diputado provincial y actual intendente de Rosario, Pablo Javkin.

Desde hace ocho años, la ley para la Reactivación del Sistema Ferroviario Santafesino “plantea la creación de la Empresa Mixta Ferrocarriles de Santa Fe, con el objetivo de proveer de servicios de pasajeros y de carga entre distintas localidades santafesinas, como parte de un sistema multimodal, que tienda a solucionar los problemas de un transporte exclusivamente centrado en el automotor, que hoy congestiona rutas, retrasa el traslado de la producción y afecta la seguridad vial”.

Durante los gobiernos socialistas se avanzó en la creación de la Unidad Especial de Gestión Ferroviaria (UEGF) que estuvo a cargo de Mariana Monge, en el cargo que ahora ocupa Fernando Rosúa.