Faltan sólo detalles para terminar la obra de adoquinado en el camino que conecta Cabalango con Tanti, una nueva conexión vial largamente esperada por los pobladores de la zona, que, además de mejorar la transitabilidad, refuerza la infraestructura de uno de los enclaves turísticos más atractivos de la provincia.

El titular de Vialidad Provincial, Osvaldo Vottero, explicó que “son aproximadamente unos 2.500 metros de longitud que se han cubierto con cordón cuneta y con adoquines”. Recordó el funcionario que fue una decisión de la comuna esa modalidad de construcción para las calles de la ciudad, y que es a la vez la continuidad de la ruta que conecta a Villa Carlos Paz, Cabalango y Tanti, pasando un vado que termina siendo el límite geográfico entre ambas localidades.

Por su parte, la presidenta comunal, Natalia Sayas, dijo que la elección de adoquines no fue caprichosa. “Esto de colocar pavimento articulado fue una apuesta a mantener nuestra tranquilidad y respeto por el ambiente. No queríamos que nos atraviese una ruta gris”.

En cuanto a las características de los trabajos, Vottero especuló que si todo continúa al ritmo actual, podrían finalizar en diciembre. “Estamos desarrollando ya un proyecto de ejecución de obra de lo que es cordón cuneta, cordón serrano y carpeta asfáltica hasta llegar a la intersección del acceso a Tanti, desde la ruta 38”.

En la parte que corresponde estrictamente a Cabalango, el avance de obra es del 97 por ciento y sólo queda pendiente la señalética y tareas menores de limpieza; mientras que en Tanti llega al 80 por ciento. La presidenta comunal valoró la inclusión de su localidad en el plan de obras y señaló que “los pueblos más chicos necesitamos esto para ir creciendo y para garantizar la calidad de vida para los vecinos que residen aquí”.

El adoquinado que une a Tanti con Cabalango se inició poco después de que se inaugurara el nuevo puente sobre el arroyo Los Chorrillos, en 2018. Equipado con barandas peatonales, tiene una longitud de 88 metros, con 8,30 metros de ancho y veredas de 1,50 de cada lado. Esa obra permitió superar los inconvenientes que solían producirse en épocas de lluvias intensas cuando la correntada superaba el nivel del vado existente aguas abajo.

“La obra nace de este nuevo puente terminado y llega hasta el vado que separa Cabalango de Tanti y seguimos e hasta llegar al acceso a Tanti desde la ruta 38”, indicó Vottero.