El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay, Enzo Benech, manifestó que “Es imprescindible que no exista desconexión entre agricultores y consumidores para tener seguridad en cuanto a los alimentos que ingerimos. En la producción se nos va la vida”, durante un encuentro para jóvenes organizado por el programa Conciencia Agropecuaria de dicho ministerio.

“A mi juicio, en todas las escuelas y en todas las clases se debe educar sobre cómo se producen alimentos y cómo cuidar el ambiente. Hay un gran desconocimiento de la producción agropecuaria y tenemos una brecha en la sociedad. Por eso, ponemos el tema arriba de la mesa”, advirtió el ministro oriental.

Benech explicó que se comenzó a estudiar la incorporación de tales contenidos en la currícula educativa, para lo cual se solicitó un apoyo económico al Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura y a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).

“Ya conversé con las autoridades del Codicen (Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública de Uruguay) y está comenzando la articulación”, mencionó el funcionario.

En la Argentina, el año pasado el diputado massista Gilberto Alegre presentó un proyecto para incorporar a los contenidos curriculares obligatorios las buenas prácticas agrícolas. La iniciativa propone incluir un artículo adicional en la Ley de Educación Nacional (26.206/06) en el cual se determina la incorporación a los planes de estudios escolares de “contenidos que promuevan el desarrollo de buenas prácticas agrícolas, la importancia de su implementación que deriven en una producción sana, segura y amigable con el ambiente en cada una de las regiones”.

Fuente: valorsoja