El secretario de Integración Regional y Relaciones Internacionales, Carlos Alesandri, junto al presidente provisorio de la Legislatura de Córdoba, Oscar González, recibieron a una delegación diplomática de la Unión Europea (UE), encabezada por la embajadora Aude Maio-Coliche y demás embajadores de los estados miembros.

El objetivo de la misión oficial a Córdoba es establecer contactos con representantes de diversos sectores y especialmente apreciar en el terreno el potencial de desarrollo económico y social de nuestra provincia. También es la oportunidad para explicar lo que la UE representa y hace en Argentina, así como buscar nuevos canales de cooperación y diálogo.

Los embajadores se reunirán durante dos días con autoridades de la Provincia de Córdoba a los fines de conocer las políticas públicas que están siendo implementadas, así como los desafíos y oportunidades que ofrece. Esta mañana, el secretario Alesandri expuso la potencialidad productiva, turística, y de servicios de Córdoba.

“Agradezco la presencia de ustedes, porque esta misión diplomática fortalece los lazos de cooperación política y comercial”, manifestó el secretario provincial. Y destacó la historia educativa de Córdoba y la importancia de ser cuna de las casas de altos estudios universitarios.

La comitiva europea, posteriormente, mantendrá reuniones con los rectores de las universidades de Córdoba, con el cuerpo consular de los países que son miembros de la UE y visitarán las empresas Bimbo y Fundición Ariente.

El día viernes, la agenda continuará con un encuentro en el Ministerio de Industria, Comercio y Minería, donde serán recibidos por el ministro Roberto Avalle y representantes de cámaras empresariales de Córdoba.

Los representantes diplomáticos de la delegación son: la embajadora de Rumania, Carmen Liliana Podgorean; el embajador de Austria, Christoph Meran; los embajadores de Bulgaria, Andrey Tehov y Mariana Tehova; la embajadora de Croacia, Duška Paravić; el embajador de Dinamarca, Søren Vøhtz; la embajadora de Eslovenia, Jadranka Šturm Kocjan; el embajador de Eslovaquia, Branislav Hitka; el embajador de Francia, Pierre Henri Guignard; el embajador de Hungría, Csaba Gelényi; y el embajador de la República Checa, Karel Beran.