Los productores agropecuarios están cada vez más atentos a los vaivenes del clima y la contratación de un seguro para cubrirse ante un posible problema meteorológico es un punto indiscutible en la estructura de costos y la inversión para la nueva campaña. 

Así lo demuestran los números que el Grupo Asegurador La Segunda registró durante la campaña 2018-19: se aseguraron cerca de 4 millones de hectáreas. De esta forma, durante el último ciclo la compañía incrementó la cobertura un 20% respecto del período anterior, hecho que la vuelve a posicionar como la empresa líder en seguros agrícolas por cuarto año consecutivo. De cara a una nueva campaña de invierno, las perspectivas de la compañía líder en seguro agrícola son de mayor crecimiento en la superficie asegurada, al ritmo de las estimaciones de siembra de trigo. 

Carlos Comas, gerente de Riesgos Agropecuarios y Forestales de La Segunda, detalló que en la última campaña fina la contratación de seguros se incrementó un 24%; mientras que en la gruesa, el aumento fue de un 15%. 

Por caso, los productores agropecuarios protegieron 1.125.000 hectáreas en cultivos de invierno y 2.650.000 en cultivos de verano, que sumados a las 100 hectáreas que toman cobertura en Mendoza con frutales y vid en el Programa Público Privado, contabilizaron cerca de 4 millones de hectáreas aseguradas en La Segunda.

“Para el productor no es un gasto, el seguro está considerado entre los ítems de inversión de la campaña. Hay mayor conciencia aseguradora por el cambio climático y por la alta variabilidad climática”, apuntó Comas.

El referente del sector agropecuario de La Segunda indicó que otro dato clave de la campaña que terminó tuvo que ver con el incremento de las indemnizaciones, producto del aumento de los siniestros. “De 7.600 siniestros pasamos a 11 mil. Los productores agropecuarios recibieron un resarcimiento económico por 1.500 millones de pesos. Este dinero le permitió volver a sembrar o contar con el efectivo necesario para poder hacer frente a la nueva campaña. El seguro es estratégico y brinda estabilidad al productor”, puntualizó el gerente de Riesgos Agropecuarios y Forestales de La Segunda, al tiempo que enfatizó que los hombres de campo eligen a la compañía aseguradora, entre otras ventajas, porque “el cumplimiento de pago es intachable”.

Asimismo, Comas indicó que La Segunda se diferencia por la amplia paleta de coberturas. La compañía aseguradora cuenta con coberturas exclusivas para un importante portfolio de cultivos. En trigo, cebada, avena, centeno, colza y garbanzos brinda cobertura para granizo, granizo + viento, granizo + helada, granizo + viento + helada. Además, cuenta con adicionales por incendio de cultivo e incendio de rastrojo. 

En cultivos de verano como soja, maíz, girasol, sorgo, algodón y arroz los planes de cobertura también son por granizo, granizo + viento, granizo + helada, granizo + viento + helada y cuenta con adicionales por planchado de suelo y por incendio de cultivo e incendio de rastrojo, estos dos últimos son sin costo para el productor. Para los granos gruesos existen cuatro planes especiales que se ajustan a la necesidad del productor agropecuario.

Por último, Comas destacó que continúan vigentes los beneficios exclusivos para etapas tardías y los descuentos por contratación de ciclos productivos completos.

En pocas palabras, y de cara a una nueva campaña, La Segunda continúa brindando las más amplia variedad de coberturas para proteger el campo argentino, siempre.