De esta manera, Maldonado se refirió a la propuesta del piso salarial de 2.800 pesos por parte de la administración de Cristina Fernández de Kirchner para el maestro de grado de jornada simple, que ayer fue rechazada por los cinco sindicatos docentes.

“Ayer fue la cuarta reunión. Las ofertas han ido mejorando muy levemente, por eso no la hemos aceptado. Nuestra demanda es de 3.000 pesos. Nos ofrecieron 2.800 de salario inicial para el maestro de grado de jornada simple y sin antigüedad, que también fue rechazado en forma unánime por todos los gremios nacionales”, explicó la titular de CTERA.

“Todavía estamos lejos”, subrayó Maldonado, quien sin embargo se mostró con “expectativas” para que el miércoles próximo “se pueda mejorar la propuesta y estar en condiciones de acordar”.

Al ser consultada si corre peligro el inicio de clases previstas para el 28 de febrero en caso de que no se alcance un acuerdo con la Nación, Maldonado respondió: “Lo escaso del tiempo se hace preocupante y nos genera condiciones de riesgo en algún punto, pero nosotros no tenemos hasta aquí un mandato de paro y además esto debe ser debatido en cada provincia”.

El ministro de Educación, Alberto Sileoni, tras el cuarto encuentro con los maestros que se realizó ayer en la cartera laboral y duró dos horas, dijo que a pesar del rechazo sindical hay “espíritu de diálogo” entre los docentes y voluntad de “iniciar las clases”, por lo que se manifestó “optimista”.

El gobierno nacional propuso llevar el incentivo salarial docente a 255 pesos en la paritaria general, pero para los sindicatos no representará una suba dado que es la cifra que venían cobrando los maestros en el último semestre del año pasado y que fue suprimido en enero de 2012. Los sindicatos reiteraron el reclamo del piso salarial de 3.000 pesos al Estado nacional, tras desestimar las propuestas de haberes de 2.700 y 2.760 pesos, y la de 2.800 presentada ayer.