La importante victoria de la coalición Hacemos por Córdoba en los comicios desarrollados ayer en la provincia quedó reflejada no solo en la contundente reelección de Juan Schiaretti al frente del Centro Cívico sino incluso en el desembarco de la fuerza peronista en la Municipalidad de la Ciudad, una plaza que no ganaba desde hacía 20 años.

Con el 94,26% de las mesas escrutadas y una asistencia del 72,58%, Martín Llaryora fue electo intendente de la Capital con el 36,94% de los votos, gestión que llevará adelante acompañado por Daniel Passerini como viceintendente. En segundo lugar quedó el candidato de Córdoba Cambia Luis Juez, con el 19,85% de los votos, y en tercera ubicación el postulante de la UCR, Rodrigo de Loredo, con el 17,73%.

El desempeño del peronismo local (anteriormente Unión por Córdoba, UPC) en el principal distrito de la provincia se fortaleció con la escisión de la coalición Cambiemos en Córdoba, cuyos candidatos quedaron relegados detrás de los votos recolectados por el sanfrancisqueño, quien hasta último momento debió sortear las impugnaciones que presentaron sus contrincantes en el Juzgado Electoral por su lugar de residencia.

“Quiero agradecer a todos aquellos que nos acompañaron, gracias por afianzar la democracia, vamos a trabajar entre todos para recuperar la ciudad y colocarla en la senda del progreso y la justicia social”, comenzó su alocución anoche Llaryora desde el escenario del búnker del partido, ubicado en el hotel Quórum. Junto a Passerini y los concejales, el flamante intendente electo prometió “construir en equipo una Córdoba mejor” a partir de “políticas de Estado consensuadas”.

Por su parte, tras reconocer la derrota y fiel a su estilo, Juez dijo que la campaña publicitaria del oficialismo fue determinante en los resultados: “Es imposible cuando vos hacés campaña ante un aparato monstruoso, contra millones y millones de dólares”, lanzó el ex embajador.

Con el arribo del actual diputado nacional al municipio capitalino será la segunda vez, desde el retorno de la democracia, que el peronismo gobierna en simultáneo la provincia y la ciudad más importante del territorio. Anteriormente había ocurrido bajo la gobernación de José Manuel de la Sota y Germán Kammerath, en 1999, pese a que anoche en su discurso triunfal el reelecto gobernador desconoció ese mandato alcanzado por el acuerdo de UPC con sus aliados de entonces.

A partir del cuarto lugar, la lista de los 13 postulantes a jefe comunal continúo con: Juan Pablo Quinteros (Encuentro Vecinal Córdoba) con el 5,1% de las adhesiones; Laura Vilches (Frente de Izquierda y de los Trabajadores) con 3,87%; Olga Riutort (Movimiento Libres del Sur) 3,77%; “Maru” Acosta (MST-Nueva Izquierda) 1,56%; Abelardo Losano (Vecinalismo Independiente) 1,03%; Andrés Ceferino Peralta (Partido Unión Ciudadana) 0,66%; Mateo Romero Contreras (MAS) 0,42%; José Martín Contreras (País) 0,34%; Ariel Burela (Movimiento de Acción Vecinal) 0,26%; y José Vicente Lomuoio (Unite) 0,24%; los votos en blanco fueron 8,23%. Esta elección fue la primera que se realizó en simultáneo con Boleta Única de Sufragio (BUS) en la provincia y Capital. Hubo 1.101.650 electores habilitados para votar.

Fuente: hoydia.com.ar