La actividad económica de Rosario cayó un 2,34 por ciento en relación al mismo mes del año pasado, según se desprende del Informe Mensual de Facturación que elabora el Centro de Información Económica (CIE) de la Municipalidad de Rosario que fue presentado ayer. Si se lo compara con agosto de este año, la caída es del 3,88 por ciento, que se vio reflejada en casi todos los sectores, aunque la más pronunciada se dio en el construcción con una baja del 8,1 por ciento.

Si bien en los datos comparativos del período enero-setiembre de este año con el mismo del año pasado arrojó un crecimiento del 3,45 por ciento, el dato más relevante para dar cuenta del impacto de la recesión lo aportan los números provisorios de octubre donde se registra una caída en la facturación total a valores constantes de los locales habilitados en la ciudad respecto a igual mes del 2017 del 8,96 por ciento.

El tercer informe del CIE, que depende de la secretaría de Producción municipal, refleja de manera cabal las dificultades que atraviesa la economía rosarina. “El gobierno nacional dijo que la aplicación de las políticas de restricciones monetarias y para contener la inflación iba a generar un período de recesión, de hecho la actividad económica en Argentina así lo refleja. El Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) que elabora el Indec, da una caída de 5,8 por ciento para setiembre, 10,8 % en la industria y 12% en el comercio”, señaló el secretario de Producción municipal, Germán Giró.

El desempeño de la facturación en septiembre, destacó el funcionario, muestra una caída en casi todos los sectores. Sólo los servicios privados mostraron una suba del 2,8 por ciento. La construcción mostró una baja del 8,1% y el comercio -que explica un 40% de la actividad económica de la ciudad- cayó un 5,8%. En tanto, la industria manufacturera bajó un 2,8%.

Desglosados por sectores, la facturación por la fabricación de vehículos y equipos de transporte en septiembre cayó un 36,6 % respecto del mismo mes del año pasado. Detrás se ubican los minerales no metálicos (15,1%), que está relacionada con la caída del 8,1% de la construcción, la fabricación de componentes electrónicos y equipo eléctrico (-14,2%), textiles, confecciones y cuero (-13,0%), y alimentos, bebidas y tabaco (-10,7%). En el sector comercio, la mayor caída se dio en la venta, mantenimiento y reparación de vehículos (-28,5%).

Solamente los servicios privados anotaron un crecimiento en la facturación durante el mes de septiembre, liderados por la intermediación financiera y servicios de seguros (10,3%), los servicios inmobiliarios, empresariales y de alquiler (2,4%) y transporte, almacenamiento y comunicaciones (1,2%). No obstante, los servicios de alojamiento y comida registraron una caída del 8,8%, y la facturación de los servicios comunitarios, sociales y personales cayeron el 8,6% respecto al mismo mes del año pasado.

“Estamos viendo un septiembre con caída como era de esperar, como se anunció cada vez que se tomaron medidas macro económicas a nivel nacional”, señaló Giró, para después advertir: “El último trimestre va a ser recesivo, es un panorama desalentador”. En ese sentido, el titular  de la cartera productiva destacó que la intendenta Mónica Fein les pide que tomen medidas concretas para sostener la actividad económica.

Como parte de esas acciones, Giró enumeró “la campaña Precios Justos, junto a la secretaría de Economía Social, con una segunda etapa que se extiende hasta el 10 de enero con precios congelados y productos navideños, la prórroga de la renovación de habilitaciones, a la que ya se sumaron más de 3700 contribuyentes que pudieron renovar sin necesidad de una erogación de dinero, las líneas de créditos a tasa subsidiada junto al Banco Municipal para centros comerciales, y la línea de descuento de documentos con una tasa del 35 por ciento”. Además, el funcionario municipal anticipó que junto a la provincia el municipio lanzará una campaña para fomentar el comercio durante las fiestas.

 

Fuente: pagina12.com.ar