Durante un encuentro en el Palacio de los Leones la intendenta Mónica Fein y el vicealcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello Prados, renovaron los vínculos de amistad e intercambio que ambas ciudades sostienen desde hace años y suscribieron un Protocolo de Cooperación Bilateral con el objetivo de profundizar los intercambios de buenas prácticas y experiencias de gestión.

“Estamos muy contentos de recibir a la ciudad de Barcelona para ratificar una relación que tenemos hace mucho y ahora con un Protocolo de colaboración en temas concretos. Queremos sumarnos al proceso municipalista que Barcelona viene liderando en el mundo, donde las ciudades tenemos mucho que decir sobre cómo construir una sociedad mucho más humana y más sostenible”, expresó la intendenta Mónica Fein.

“Somos municipalistas convencidos. Creemos que el Siglo XIX fue el siglo de los grandes imperios, el Siglo XX el de los grandes Estados y el Siglo XXI va a ser el siglo de las ciudades. Por lo tanto, fortalecer las redes de ciudades es absolutamente imprescindible. En este sentido, los vínculos de Barcelona y Rosario son tan fuertes y llevan tanto tiempo, que creemos que pueden tener un papel central”, aseguró por su parte Pisarello.

El Protocolo busca “fomentar y profundizar los intercambios y concretar proyectos” en una serie de ámbitos considerados prioritarios: urbanismo y vivienda, políticas de inclusión e igualdad de género, políticas LGBTI, movilidad, limpieza urbana, ciencia y tecnología, Economía Social (emprendimientos sociales y mercados municipales) y desarrollo económico local.

Además, las ciudades se comprometen a continuar la interacción respecto de políticas públicas en ámbitos internacionales compartidos como la Red de Ciudades Educadoras, la organización de gobiernos locales que reúne a 490 ciudades de 36 países de 5 continentes y de la cual Rosario participa activamente desde 1996.

“En una sociedad muy desigual, donde las noticias parecen fortalecer la idea de una retirada del Estado nosotros desde Rosario creemos en un Estado eficiente, presente, en diálogo. Creemos que el gobierno local debe tener su mano tendida y su oreja abierta, tiene que poder cuidar y acompañar, y poder construir una sociedad con más derechos para todos y para todas”, afirmó Fein.

“Efectivamente, Rosario y Barcelona son ciudades que tienen mucho en común, con un marcado ADN progresista, lo cual en los tiempos que corren es algo muy importante y a preservar”, aportó Pisarello, y agregó: “Ante un mensaje de desigualdad y muchas veces incluso de odio, las ciudades tenemos la obligación de ser trincheras de esperanza y de estar en la primera línea de defensa de esos valores que son irrenunciables en el mundo de hoy”.

“Tenemos mucho que aprender la una de la otra. Barcelona es una ciudad abierta que siempre ha sabido mirar con respeto al mundo y que tenía mucho que aprender del Sur. Hemos tenido un intercambio de experiencias con la intendenta y hemos tomado conciencia de que hay muchas cosas que se están haciendo en Rosario de las que tenemos que tomar nota”, concluyó el destacado visitante.

El Protocolo, que tendrá validez por tres años, también prevé las modalidades de implementación del mismo: intercambios de conocimientos y de experiencias, intercambios de información, consultas técnicas, intercambios de expertos y organización de talleres, seminarios, y visitas.

Este Protocolo ratifica y renueva el convenio firmado en 1999, en el cual se había acordado la cooperación entre ciudades en distintas instancias institucionales y el intercambio de experiencias en ámbitos diversos como seguridad vial y gestión del tránsito.

El municipio de Rosario, a través de la Dirección General de Relaciones Internacionales, promueve la firma de acuerdos de este tipo con ciudades y entidades territoriales de otros países, para la formalización de relaciones bilaterales a través de un adecuado seguimiento técnico de los mismos. La ciudad sostiene Acuerdos de Cooperación como el firmado con Barcelona con otra decena de ciudades del mundo, a la vez que mantiene Acuerdos de Hermanamiento con 24 urbes de todo el globo.

Para la formalización del acuerdo estuvieron presentes el diputado del Congreso en Madrid Marcelo Espósito, quien acompañó al mandatario visitante, el director General de Relaciones Internacionales de Rosario, Sergio Barrios, e integrantes del gabinete municipal.

Un visitante distinguido

Gerardo Pisarello Prados nació en la provincia de Tucumán en 1970, pero desde el 2001 reside en Barcelona. Es doctor en Derecho y profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Barcelona. Actualmente es primer teniente de alcaldía de Economía y Trabajo, Ciudad Digital y Relaciones Internacionales del Ayuntamiento de Barcelona, liderado por la alcaldesa Ada Colaut.

El funcionario está al frente también de las áreas de Relaciones Internacionales y Justicia Global, Memoria Histórica, Tecnología e Innovación Digital y Empresa, y Promoción de la Ciudad e Innovación. Es presidente de Barcelona Activa, la agencia municipal de desarrollo local, así como del Instituto Municipal de Hacienda y del Instituto Municipal de Informática. Ha escrito diversos libros sobre constitucionalismo, derechos humanos y derecho a la ciudad.

Por su prestigiosa trayectoria, este miércoles 22 de agosto será distinguido por la Universidad Nacional de Rosario como Doctor Honoris Causa.