La localidad de Villa General Belgrano se encuentra en el Valle de Calamuchita, a 89 km de la ciudad de Córdoba capital, se llega a ella por Ruta Provincial Nº 5, pasando por Alta Gracia y el dique Los Molinos. Nacida principalmente de colonias alemanas, Villa General Belgrano conjuga el encanto particular de las sierras cordobesas con las construcciones alpinas que nos remontan a paisajes europeos.

Su arquitectura es maravillosa, la mayoría de los edificios del centro de la ciudad están construidos en madera, con pintorescos carteles indicativos y las calles y plazas principales están adornadas con flores durante todo el año. La localidad de Villa General Belgrano comenzó a forjarse en el año1932, con la llegada de inmigrantes de origen alemán, suizo y austríaco, cuyas costumbres y tradiciones se fueron combinando con las de los pueblos nativos, hasta convertir a esta pequeña villa serrana en una ciudad de mágicos rincones y costumbres.

En el año 1940, Villa General Belgrano tuvo un importante desarrollo a partir de la llegada de los marineros del acorazado “Graf Spee”, quienes comenzaron a trabajar junto a los lugareños para construir este pueblo que se convirtió en uno de los centros turísticos más importantes de la Provincia de Córdoba.

En esta villa serrana las reminiscencias de la buena cocina se hacen presentes en todo momento. Las más exquisitas recetas centroeuropeas, tienen además festejo propio. Es el caso de la Fiesta de la Masa Vienesa, celebrada durante Semana Santa, y de la Fiesta del Chocolate Alpino, celebrada durante las vacaciones de invierno, gracias a las cuales la localidad de Villa General Belgrano se colma de montañas de postres y finísima repostería, acompañada de espectáculos musicales en vivo.

Museo del Carruaje El Tacú

Se encuentra ubicado en la Ruta Provincial Nº 5 a la altura del kilómetro 69, este sitio reconstruye más de 150 años de historia del transporte en el país.

Podemos apreciar una muestra de 40 vehículos y carruajes de paseo en su interior.

Se lo conoce también con el nombre de “El Tacú” y tiene en su colección distintos vehículos, desde el tradicional Mateo hasta el clásico Ford T. Además podemos apreciar otras curiosidades como una carta del único argentino que viajó en el Titanic y un buggy norteamericano de 1870.

Puede visitarse todos los días de 8:00 a 13:00 y de 16:00 a 20:00.

Río Paraná Nº 782 – Barrio El Mirador / R.P. 5, Km. 69

Cristo Grande

Se trata de una imagen tallada en madera a tamaño natural, obra del artista local Harold Anz, terminada por éste en el año 1940, más en 1998 debió ser restaurada por el artesano Francisco Romano.

La escultura de 2 metros de altura reúne un Cristo de madera de roble del Chaco y una cruz de lapacho. Adquiere un significado religioso importante en Semana Santa, dadoque se convierte en el punto final de una ferviente peregrinación que recorre 4 Km. desde la calle principal de la villa.

Se alza a 2 Km. de Villa General Belgrano, en el camino a La Cumbrecita por Athos Pampa.

Reserva de animales El Edén.

La reserva El Edén cuenta con una extensión territorial de 25 hectáreas, en donde conviven aproximadamente 500 animales de 68 especies diferentes en condiciones de semilibertad.

En el Monte pueden observarse pumas, guacamayos, loros, mirlos metalizados, jabalíes y pecaríes, y otros animales de granja como gallinas, conejos, chanchos, patos, ovejas, cabras, ponies y vacas, entre otros. También se puede visitar una laguna donde habitan una variedad de aves acuáticas.

Otro de los atractivos es un puente colgante que permite disfrutar del paisaje. También una huerta donde se cultivan hierbas aromáticas, zapallitos, acelga y zanahorias, entre otros vegetales, se constituye en la productora de materias primas naturales que se utilizan para el consumo humano.

Un Restaurante Ecológico d{a acceso a los visitantes refrescarse y recibir un descanso agradable.. En el comedor podrá degustar comidas al disco, empanadas deliciosas, picadas y bebidas en general.

Para acceder a la reserva se debe transitar la Ruta Provincial Nº 5 hacia Embalse Río Tercero, justo en la entrada a Villa Rumipal, a mano derecha, se encuentra el ingreso.

Museo del Ovni

Este museo, destinado a quienes se interesan y apasionan por el fenómeno de los objetos voladores no identificados, devela misterios y expresa su versión sobre la existencia de vida más allá de la Tierra.

Amantes y curiosos de estos enigmas, pueden visitar diariamente este sitio de 9:00 a 12:00 y de 15:00 a 20:00. Está ubicado en la Ruta Provincial Nº 5, en el acceso sur a Villa General Belgrano.

Paseo de los Arroyos

A dos cuadras del centro de Villa General Belgrano se encuentra el comienzo de un grandioso paseo destinado para que la familia disfrute.

El Paseo Arroyos se transforma en un recorrido que puede hacerse caminando o en bicicleta, un lugar donde se pueden conocer los hermosos rincones de los cursos de agua que pasan por allí: El Molle, El Sauce y La Toma.

Eco Paseo Yam Haru

Un lugar imperdible para sumergirse en un viaje en el tiempo que invita a descubrir la cultura de los pueblos originarios de la región, el Eco Paseo “Yam Haru” es un sitio apasionante para revivir las ceremonias de los comechingones, disfrutar de sus productos naturales, y también relajarse en un temazcal (carpa del sudor), un baño indígena con vapor de agua de hierbas aromáticas. También se realizan conferencias grupales y a grupos de estudiantes.

Mirador de la Villa

Donde se encuentra el Salón de Eventos y Convenciones, justo en el corazón de la ciudad y frente a la Secretaría de Turismo, se sitúa el Mirador de la Villa. Una torre cuya estructura arquitectónica se diferencia a todas luces del estilo de la ciudad, para parecerse más bien a la fantasía de los cuentos de doncellas y caballeros, invita a los turistas a descubrir una hermosa vista panorámica del lugar.

La grandiosa edificación de 23 metros de altura, fue inaugurada el 11 de octubre de 2002, coincidiendo con el aniversario de la fundación de la ciudad.

Cuenta con siete pisos a los que se accede subiendo 98 peldaños de la escalera caracol que domina el interior de la torre. Mientras se asciende, en compañía de un guía, las ventanas permiten observar la ciudad desde distintas perspectivas, hasta que en el último piso la villa completa entra por los ojos regalando con toda su belleza una postal alpina.

Para llegar al lugar es preciso tomar la Ruta Provincial Nº 5 hasta muy cerca del Pozo Verde. Desde allí, accede realizando una caminata por el arroyo y luego asciende al Cerro Mirador. Existe la posibilidad de que este paseo se realice también a caballo.

Cerro de la Virgen

El Cerro la Virgen es uno de los paseos más recurrentes de quienes visitan Villa General Belgrano. Este destino exige ascender 240 metros de altura para alcanzar una vista panorámica incomparable de la ciudad. Sin embargo, a cada paso se van descubriendo todos sus atractivos.

Reconocido espacio de peregrinación para la comunidad católica durante el mes de agosto, este cerro se convierte en enero en escenario de una magnífica bajada de antorchas.

La excursión comienza en la tranquera que indica el acceso al cerro, a 100 metros de la estación de servicio ubicada sobre la Ruta Provincial Nº 5. El circuito que aparece perfectamente señalado en toda su extensión, culmina envuelto en la tranquilidad característica de las sierras y despliega una excelente vista de la villa.

Es conveniente que el recorrido se realice en horas de la mañana o a la tardecita y, también, se recomienda llevar agua.

Museo Politemático Castillo Romano

Si deseas conocer el pasado y el presente de la encantadora Villa General Belgrano, el Museo Politemático “Castillo Romano” es uno de los paseos obligados: en el primer piso una muestra fotográfica invita a descubrir a los primeros colonos que fueron los responsables de sentar las bases para la fundación de la ciudad.

Otro de sus atractivos imperdibles son sus colecciones temáticas, presentadas por llamativos muñecos en movimiento. Se destaca la muestra de máquinas que va desde una fonola hasta un moderno mp3.

Fuente: Córdoba Turismo